Buscar este blog

martes, 10 de marzo de 2009

Rodada Tepoz-Tepoz con Xtremo Norte


Con una rodada de super lujo recibimos el mes de la primavera. Con la iniciativa de Xtremo Norte, se logró reducir a 10 hrs la ya clásica Tépoz-Tépoz.  Nuestros amigos de Xtremo Norte comenzaron a pedalear desde la catedral de Tepozotlán en el Estado de México y Los Bicitantes no unimos en la ciclopista a la altura de San Gerónimo con destino a la catedral de Tepoztlán en el estado de Morelos.

Fue un gusto recibir en esta ocasión a nuevos amigos que se apuntaron a la rodada: Luciana Bandoli, de Argentina, Memo, de Colombia, Juan Carlos Piña, de México (como el resto de nosotros, hijos de Tlaltecuhtli y Mayahuel),  Gerardo (Spooner) y su tío Víctor; además del buen Enrique quien al pasar por la ciclovía nos vió y dijo "de aquí soy por hoy").

Los xtremos ya traían 80 kms de recorrido, por lo que el paso fue bastante conservador al inicio, además de que era importante ir bien agrupados debido a que cruzaríamos algunas zonas peligrosas. Una vez rebasados los focos rojos comenzaban los paisajes no sin que antes la mayoría de los xtremos rehidrataran con unos jugos naturales de naranja con fresa que les devolvieron la energía para seguir cuesta arriba hasta Fierro del Toro, donde comenzaría la planicie y ¡las bajadas!.

En ese punto, o sea, a la altura de la carretera al Ajusco, Juan Carlos, Memo, Luciana, Jorge y Eduardo (yo mero) nos lanzamos para springtear un poco pues andábamos bastante frescos y queríamos un poco de velocidad. No tardó nada Juan Carlos en decirnos con la fuerza y velocidad de su pedaleo "quítense que ahí les voy". Fue verdaderamente un logro sostenerle el paso casi a rafting, Memo quedó un poco atrás, después Jorge y Luciana que no se rendía ni de chiste a la montaña. Así rodamos 9 kms, hasta que hicimos una pausa, luego Juan Carlos siguió con Memo a toda velocidad, yo esperé a los demás y ya juntos llegamos todos a "Bellas Artes", el complejo domo con estructura de metal que se encuentra justo antes de cruzar la carretera. Ahí nos reagrupamos todos y Fofo llegó más que contento pedaleando con singular alegría.

Seguimos a buen paso hasta Fierro del Toro, donde cargamos baterías y nos volvimos a reagrupar. Ya de ahí Juan Carlos, Memo y Luciana decidieron seguir a paso velóz con Enrique que ya conocía la ruta y la haría de guía hasta Tepoztlán; los demás continuamos con ese ritmo que podría llevarnos hasta Acapulco :) comenzaba lo planito.

Rodamos ya en plena montaña con increíbles paisajes y mucha mucha mucha piedra. Spooner y Toño poncharon un poco antes de llegar a la altura de "La Pera" que veíamos desde lo alto con el cerro del Tepoz al fondo. Una vez que nos habíamos adelantado Sandy, Luis y yo, esperamos al resto ya donde inciaba la carretera asfaltada y ¡¡¡La Gran Bajada!!!

Uno a uno llegaron los demás que habían esperado a los que poncharon hasta que estuvimos otra vez todos reunidos.

Comenzaba lo mero bueno del recorrido, alcanzamos una velocidad de 58 kms/hr en un paradójico descenso lleno de relajamiento y adrenalina, descenso lleno de curvas y un hermosísimo sol cobrizo que atravesaba los árboles para después ya con cierta debilidad impactarse directo contra nuestros rostros inofensivamente mientras el cálido viento nos consentía refrescándonos un poco antes de arribar a nuestro objetivo.

En una curva Spooner patinó su llanta trasera saliéndose incluso del asfalto a la terracería, yo que venía detrás ¡grabando! sentí como mi bici comenzó a ser impulsada por la misma fuerza centrífuga de la curva y a punto estuve de salir también; salida que hubiese sido de pésimas consecuencias ya que o soltaba la cámara (y adiós cámara) o agarraba con ambas manos bien el manubrio; en el último momento logré evitar la salida y por su parte Spooner logró controlar bastante bien ese derrapón para reincorporarse a la carretera. En otra curva más adelante poncharon al mismo tiempo Fofo y Toño, quien con esto rompió el récord de ponchadas individuales acumulando un total de 3; mientras que Fofo se estrenó como mecánico y cambió exitosamente la cámara de su llanta. Decidimos continuar mientras Toño y Fofo se disponían a pedir aventón, pues la llanta de Toño ya no daba para más y las cámaras que le ofrecimos no le servían a su rin francés :(

Una vez ya en plena entrada de Tepoztlán y en la bajada más choncha, el cambiador de Spooner se botó y se atoró en sus rayos zafando su cadena; a esas alturas ya no queríamos reparar nada, así que sólo le ayudé a acomodarlo para poder rodar, total ya todo era pura bajada.

Finalmente nos atendimos muy bien con las famosísimas kekas, las tepozkekas de flor de calabaza, de huitlacoche, cecina, de jumiles y otras delicias. Sandy se puso guapa y nos invitó de su litrote de nieve de jamaica, única en todo el mundo, mmmmmm.

Una verdadera, agradable, adrenalítica y relajante aventura con saldo blanco :)

Gracias a toda la rodabanda: Xavoc, Oz, Alejandro, Josué, Fofo (¡¡¡lo logró!!!), Jorge, Sandy (¡¡¡lo logró!!!), Juan Carlos, Luciana, Memo, Luis, Spooner, Víctor y Enrique. Nos veremos en las siguientes.



Video
 

1 comentario:

Fofo dijo...

Excelente relato Lalo, Felicidades y hasta la proxima rodada!!! Gracias por tu impulso ahi en contreras.